Make your own free website on Tripod.com

zaguan | Frontera Petrolera en Mesoamerica | ContactateConNos

Frontera Petrolera en Mesoamerica

MESOAMERICA: AVANZA LA FRONTERA PETROLERA

 

A pesar de los esfuerzos de las comunidades y las organizaciones ambientales por detener el avance de la frontera petrolera, la industria ha logrado nuevas concesiones en varios de los países de la región. Actualmente son más cuidadosas para no solicitar permisos en áreas protegidas o territorios indígenas. Sin embargo, las concesiones continúan afectando directa o indirectamente las áreas protegidas o los territorios indígenas, como se muestra en el siguiente artículo. (nota: no se menciona Costa Rica debido a un artículo más detallado en esta misma edición).

 

Panamá

El gobierno de Panamá le ha concedido a Harken Energy en el Golfo de Panamá (pacífico sur), una extensión de 5 665 kms cuadrados para exploración.. La concesión está casi toda en el mar, pero contiene partes de territorio de costa, e incluye un traslape con el Territorio Indígena Emberá..  Dichas zonas son pobladas por comunidades afro, pesqueras y por poblaciones indígenas del grupo Emberá, quienes no han sido consultadas sobre este tema. Se trata de una zona asediada por la crisis del país vecino, Colombia, tanto por el narcotráfico como por la guerra civil. Igualmente en la región fronteriza con la comarca de Kuna Yala, en la costa atlántica, área geográfica del Archipiélago de las mulatas, la empresa de capital canadiense Circle Oil desarrolla exploración según sus notas de negocios, sin embargo, el gobierno alega que esa concesión no está dada.(marketwire.com/mw/release/htm)

 

Nicaragua

En los territorios Miskitos, el congreso local se ha declarado en varias ocasiones Libre de Actividades Petroleras. Sin embargo, a finales de marzo 2006, el gobierno de Nicaragua anunció  la concesión de cuatro bloques  mar afuera a las empresas  Infinity Inc. de Kansas y MKJ Exploraciones Internacionales S.A. de Louisiana. Los bloques suman un total de 10, 621 kms cuadrados. Los contratos están esperando solamente la firma del Presidente Bolaños. En el caso del pacífico suroeste de Nicaragua, la concesión es tierra adentro, tiene una extensión de 3 422 kms cuadrados. Incluye el Refugio de Vida Silvestre La Flor y Río Escalante Chacocente, y muchas comunidades campesinas dedicadas a la agricultura y la ganadería, y la población indígena Nahua, quienes son de los principales opositores.

Guatemala

Como pequeño país petrolero de la región, la actividad se está expandiendo en Guatemala, especialmente en el departamento de Alta Verapaz, con nuevas concesiones y bloques , así como en el Petén, con la diferencia de que la presencia militar hacia el norte no permite hacer un monitoreo adecuado para tener la información más actualizada. El Lago Izabal, en la zona Caribe, también es de sumo interés para las empresas petroleras, y debido a que el nuevo gobierno ha manifestado interés en todo tipo de inversión extranjera, se presume que será una de las áreas de ampliación de actividades en el futuro.

 

Belice

En el centro de Belice, a unos 20 kms de la capital Belmopan, se encuentra un sitio llamado Spanish Lookout, que fue explorado en los últimos cuatro años de forma intensiva. Según informes del Departamento de Recursos Naturales y Energía de Belice, el sitio está todavía en la fase de exploración, pero ya se están sacando barriles diariamente, que según la empresa que opera, son de tan alta calidad que no hay necesidad de refinar del todo. Existe otra solicitud para exploración, dentro del Parque Binacional Saarstoon- Temash, fronterizo con Guatemala, declarado recientemente Sitio Ramsar. Aún no se ha dado el permiso correspondiente.

 

México

Como país petrolero de la región, es el que más ejemplos ha dado sobre la tragedia que produce la industria petrolera en un país, región o comunidad. En Tabasco, con el sector pesquero arruinado por la expansión descontrolada de plataformas marinas, son alarmantes los índices de cáncer y otras enfermedades asociadas  a las actividades petroleras. Esto sin mencionar los incontables impactos ambientales cotidianos. Más alarmante aún, es  la falta de condiciones para que las comunidades reivindiquen su derecho a la salud y a un ambiente sano.

 

Es evidente que la industria petrolera está expandiéndose a los últimos rincones del planeta, especialmente en las zonas tropicales. Según los expertos, los actuales precios no bajarán, sino que subirán indefinidamente, por lo que cualquier yacimiento será muy rentable, por lo que la Alerta Petrolera está al rojo vivo  y nuestra resistencia junto a las comunidades continuará creciendo. La Moratoria a las Actividades Petroleras en Mesoamérica es una demanda que en el futuro se convertirá en una necesidad imperante.